jueves, julio 27, 2006

XVIII - La Luna

Hay muchas cartas a las que la gente le teme solo por su imagen, tales como el Diablo y la Muerte, los lectores de Tarot reconocen el poder de La Torre y quizá sea a la carta a la que le temen más, cuando en realidad nos anuncia un cambio o nos da un destello de iluminación que nos ayuda a desechar lo que no estaba funcionando en nuestra vida.

En mi caso particular el Arcano XVIII, La Luna, es la carta que me preocupa más ver en una tirada, porque hasta ahora me ha sido difícil saber que quiere decir con exactitud y cuando su significado se revela no siempre es agradable.


La Luna tiene una serie de características que le confieren un carácter misterioso:


1. No tiene luz propia, solo refleja lo que recibe del Sol pero no mantiene el color original de las cosas.


2. La gravedad de la Luna provoca que suba y baje la marea, si eso le hace al mar podemos imaginar que tiene cierta influencia física en los humanos que somos 3/4 agua.


3. No siempre vemos la misma cara ni el mismo tamaño a medida que transcurre el año.


4. El periodo de rotación de la Luna es de 28 días, de ahí su asociación con lo femenino a la par del periodo de menstruación.


Hay varias expresiones acerca de cómo afecta la Luna a las personas


“Es un lunático” – se dice de alguien cuya mente no esta funcionando bien.

“Se alunó” – cuando algún animal domestico actúa de manera extraña por la noche.

Si aparece la carta de la Luna, recomiendo tomarla como una advertencia y tomar las precauciones necesarias ya que podemos estar enfrentándonos a cualquier cosa desde una broma de nuestro subconsciente hasta una amenaza real para nuestra seguridad.


No todo es malo con La Luna, el estado alterado de conciencia puede favorecer la creatividad y la imaginación, así que la aparición de esta carta en la tirada nos puede hablar de encontrar soluciones creativas e insospechadas a la situación que enfrentamos.


La carta de La Luna como consejo, nos invita a enfrentar nuestros miedos, solo hasta que los superemos podemos avanzar hacia la luz, confianza y energía que nos brinda El Sol, el Arcano mayor XIX.

6 comentarios:

andretuamigo dijo...

"en verdad ésta carta es ya al verla muy extraña.Siempre he tenido una sensación de que algo va a pasar,y de hecho me ocurre,especialmente con las emosiones,pero ¿que hay con el tema sexual,con respecto a La luna?.

¡Felicitaciones Flavio una vez más.!
creo que no existe en la web un blog tan explicativo como el tuyo.

Flavio dijo...

Andre:
La interpretación de la carta es general (como en todos los casos) depende de la tirada y de las cartas que rodean saber que nos quiere decir la carta de la Luna en una tirada sobre la sexualidad.

Puede ser de todo, desde ser un consejo para ser mas creativos hasta una advertencia que tener sexo con alguien puede ser peligroso.

Lecturas...lecturas dijo...

Mi querido Flavio:

¡Hola!
Tú que tienes algo de chapulín jijiji podrías saltar sobre aquel cangrejo-escorpio y ver cómo más allá de los perros hay dos torres. ¿Quién las habrá construido? Sin lugar a dudas alguien que fue el primero y se acordó de los que vendrían después y pasarían por esa noche oscura del alma. Esas torres son nuestras esperanzas porque si uno lo hizo, pasó por todo eso y dejó su impronta, es que nosotros también podemos... es hermoso pensar en ello y más allá está el muro que se ve en El SOL, cuando todo esto queda atrás. Porque no hay que olvidar que después de la Luna viene el SOl.
La Luna verticalmente además está relacionada con el Emperador que es un gran protector y que nos impele a luchar y con La Fuerza donde también hay un animalito... tan grande como dos perros y más fuerte que ellos, no te parece? Entonces con nuestra fuerza de Emperador y nuestra hermosa dama de La Fuerza (numeración de Marsella) podemos atravezar por entre esos lobos-perros, nuestros propios monstruos (te recomiendo Harry Potter y el prisionero de Azkabán para profundizar más sobre la relación con nuestros miedos, muy interesante) y salir airosos. Seguro que confías en estas dama y en su león así como en el Emeperador... entonces... sólo queda saltar como un chapulín jijii
Muchos besos y todo mi cariño

Ji :-)

Lecturas...lecturas dijo...

Querido Flavio:

Hola! Acabo de escribirte y la respuesta no aparece, bien cosa de la Luna, eh? Jijiji
Te decía...
Tú que tienes algo de chapulín puedes saltar sobre ese cangrejo-escorpión y observar lasdos torres que se ven más allá de los perros. ¿Quién las habrá construído? Seguramente fue alguienq ue fue el primero. Y se acordó de todos los que habríamos de venir después y transitar esa misma noche oscura del alma. Y nos dejó un testimonio de su aventura, como si el príncipe hubiera llamado a un poeta para narrar sus hazañas contra los trolls, cíclopes y brujas malvadas, para que de alguna manera supiéramos que nosotros no olvidemos que hay una salida.
Los dos perros me recuerdan a los deos peros de Fritz Pearls, el fundador de la Gestalt, corriente dentro del humanismo transformacionista. Él mantenía que todos tenemos un par de perros que nos acompañan y que no son otros que esas voces que nos dicen que no podemos conseguirlo, mientras que la otra dice que sí y de allí la lucha. Quizás los necesitemos, porque si no tuviera un perro ahora mismo me comería 3 kilos de helado de chocolate jajajajajaja!!! Pues sí!
Esta carta que simboliza tantas cosas además nos habla de nuestros miedos. Nos es casual que en vertical esté en la línea de El Emperador y de la Fuerza (posición en el Tarot de Marsella). Son ellos los que ueden ayudarnos a transitar por La Luna. Además la hermosa dama del león tiene un animalito tan grande ( o más) que dos perros y que se los puede comer con una leve caricia de una de sus patitas, ¿no te parece? ¿Verdad que te gusta la dama de La Fuerza? ¿Y el Emeperador? Yo diría que los emperadores te caen bastante bien, ¿verdad? Ellos son los amigos cuyas enseñanzas hay que recordar durante una fase Luna.
SI piensasn en la carta XI (Tarot de Marsella) y con ella en la mano te pones a ver Harry Poterr y el preisionero de Azkabán, te aseguro que se te pasará parte de la manía que le tienes a esta carta, ya verás...

La Luna también es una carta esencialmente femenina y que hace referencia a la madre de la Flauta Mágica que parece tan terrible, pero no menos que Zoroastro...

La luna, tan redondita y tan hermosa comparte un sabio secreto con el sol, es bondadosa y es de plata como las estrellas que son sus hijas...

Recuerda además que después de La Luna llegamos al paso XVIIII y con él al SOl, allí está aquel muro del primero que se acordó del resto de la humanidad. Y además queda atrás. Sólo despues de las dos Torres y del muro llegamos a esa felicidad. hay esperanza y es real. la Luna es un paso obligado de una felicidad mayor y seguramente nos volvemos más humanos con ella que nos sigue mirando en las noches de amor y en las de desconsuelo con amor de madre cósmica ;-)

Muchos besos con todo cariño de tu

Ji :-)

Flavio dijo...

Jimenita:

Gracias por tu ampli comentario 2 en 1 sobre la Luna, pues nada que este fin de semana estuve de viaje y mi libro para el camino fué la Guía para el Tarot de la Rosa Sagrada (Sacred Rose) traía muy fresco ese conocimiento cuando me encontré con tu comentario anoche ¡que casi no duermo! tu y el libro me dejaron pensando ¡me encantó!

Tu conexión del Prisionero de Azkaban con La Luna merece que le de otra leída al libro, recuerdo algo de los entes que se convertían en la personificación de tu miedo y con tu magia los podías ridiculizar.

La otra conexión con IV y XI me hace pensar que si la langosta (y antiguamente el cangrejo) salen del agua, la carta "Cancer" es VII El Carro con su guerrero en armadura
¿será que de eso se trata de avanzar sin miedo por el camino?

Aún así sigo pensando que la Luna es tramposa (tanto como nosotros seamos débiles) en el libro citado antes, dice que el perro del Loco son nuestras necesidad básicas e inferiores que quieren distraer nuestra ruta espiritual, en la Luna hay 2 ¿será que aquí la prueba es el doblemente dura?

Hay mucho más que razonar, gracias por encender la mecha =)

Lecturas...lecturas dijo...

Mi querido amigo Flavio!
Gracias a ti!
La Luna jamás es tramposa, los tramposos somos nosotros ;-) Ella nos ilumina las sombras, ¿qué más queremos?
Coincido con tu aprecer sobre el Carro. Y recuerdo una hermosa frase de Carl Gustav Jung:
"Cuanto mayor es la luz, mayor es la sombra" Y digo yo que menos mal porque sin una gran luz no la podríamos ver a esa sombra, ¿verdad? La luna es nuestra carta y es la carta de la magia. El único tramposo es nuestro Diablillo con ese plumero que hace cosquillas y que en cambio hace cosquillas, con todo ese miedo que da y en realidad es otras cosas ;-)
La Luna es también una gran madre (básicamente vaya), ¿Qué tal andas con Las Emperatriz y con Kali, Gea y Hera? La Luna nos invita a revisar nuestras relaciones con esas diosas a no ser que prefiramos que nos traguen jijijiji

Es siempre un placer hablar contigo, como ves además estamos en pleno fluir con tantas coincidencias. Justo ahora que estoy editando La Emperatriz me encuentros con arcanos de ellas andantes jajajajaja la diferencia ahora es que cada vez que me pasa me acuerdo de ti y tu As de Copas ;-)

Besssssssssosssssssssssss