viernes, septiembre 17, 2010

Arcano 18: Gratitud en 22 días

Deviant Moon Tarot
Ya saben que este es el Arcano que no me gusta así que tengo poco que añadir, no lo siento mi enemigo pero me incomoda y hoy aprendí en El Padrino III que a los enemigos no hay que odiarlos porque eso nubla la razón.

A este Arcano en particular le agradezco mantener anclado el misterio del Tarot en mi, durante la constante búsqueda para entender mi relación con XVIII La Luna voy descubriendo nuevos temas e ideas sobre el Tarot en general y en consecuencia sobre mi. 

Creo que una pequeña dosis de miedo es saludable para tener precaución en la vida, a veces me pregunto si la conciencia lo podría sustituir, quizá algún día encuentre la respuesta en la cara oculta de la Luna.


No dejo de pensar en la Diosa, la cara femenina de la divinidad cuando veo la Luna, la real o el Arcano, ser consciente de su existencia es uno de los cambios en mi mentalidad que mas agradezco y lamento no haber entrado en contacto muchos años antes.

2 comentarios:

Aurora Díaz dijo...

Que elocuente ejercicio, ¡te felicito!

Al igual que tu, la Luna siempre me cautiva, es como un enigma. Pero no veo una cara femenina cuando la miro. ¿Sabes? Veo un vientre de mujer preñada cuando la miro. Pero también veo muerte en ella, tristeza. La Luna no es alegre...es retraída, huidiza, como que esconde algo.

Y sí, como sabiamente señalas, la conciencia puede sustituir al miedo cuando te das cuenta que "el miedo" no existe, el miedo es tan solo el resultado de una interpretación de la mente.

¡ Me encanta lo que haces con el tarot, como lo haces tuyo!

Flavio dijo...

Gracias Aurora por la visita y los comentarios que nos compartes, interesantes puntos de vista sobre la Luna y sus misterios.

Mas bien el Tarot me hace suyo y yo no pongo resistencia ;-)