lunes, abril 27, 2009

Entre la impotencia y la resiliencia.

Desde que se anunció el brote de fiebre porcina, casi no he salido de casa y cuando lo he hecho se nota como todas las actividades laborales y económicas se han desacelerado enormemente por momentos me da la sensación de estar viviendo las dos últimas semanas de Diciembre de todos los años y siento una gran impotencia porque no puedo hacer todas las cosas que quisiera en mi trabajo (freelance) y en el Curso de Tarot.

Como esta semana ibamos a estudiar las cartas invertidas esta girando en mi cabeza el concepto que una carta invertida entre muchas otras cosas puede representar un bloqueo exterior, al preguntarme como me siento actualmente pasaron por mi mente El Colgado y el Paje de Pentáculos invertido, el primero me habla que lo mejor que puedo hacer ahora es no hacer nada y el segundo me pareció que resonaba mejor, deseoso de tener las manos ocupadas; persistente y trabajador pero sin experiencia en el medio y situación que me toca vivir representado por el giro de 180º de la carta, una vez que definí como me siento, lo utilicé como Significador e hice esta lectura sacando 2 cartas adicionales:

1. Donde estoy y como me siento: Paje de Pentáculos invertido
2. Donde y como debería estar: 6 de Bastos
3. Como llegar ahí: 8 de Pentáculos

Me encanta cuando el Tarot me responde con humor, el 8 de Pentáculos parece gritar "¿tienes ganas de trabajar?, pues ponte a trabajar dentro de tu hogar que tienes mucho que hacer" y es verdad, esta involuntaria vacación puede servir para hacer cosas que por el ritmo de la vida diaria se dejan para después, mantenimiento de la casa, llamadas telefónicas, trabajo atrasado, estudio o quizá solo tomar unas horas para uno mismo.

En la tercera carta, me queda claro que hay un tema alrededor de la armonización de la energía y la actividad y que el Tarot solo mostro lo que yo quería ver, al interpretarla junto al 8 de Pentáculos me dice que este es momento de trabajo dentro de casa (e interno) tengo que aprovechar este tiempo para cimentar mis planes y proyectos para que cuando todo se normalice pueda salir al mundo a perseguir con vigor mis metas.

Me gustó recibir esta carta porque me recuerda un poco al Caballero de Bastos, mi Significador natural, es como si ahora que me siento paje de pentáculos invertido el Tarot me recordara que ese no es mi estado natural (Resiliencia) y que debo volver a lo que soy.

No necesariamente los mensajes del Tarot deben ser trascendentales y espirituales de esos que cambian la vida para siempre, se pide consejo práctico y se recibe algo inesperado pero muy útil, sin caer en lo banal.

3 comentarios:

Soraya Volcan dijo...

Flavio gusto en saludarte! navegando me he conseguido con tu blog y este articulo con su realidad taromantica.
De pronto la sumatoria de estos dos arcanos te lleva a realizar trabajo interior pero conciente (8 de oros) para poder desbloquear en el campo laboral (6 de bastos en su avance). Hay un pasado bien interesante marcado con el page de oros, una epoca totalmente marcada en el espiritu y probablemente data de tus 20 años. Enfoca las experiencias del pasado en estos tiempos (hasta los 21 años) ... desde alli, estoy plenamente segura que veras un camino mucho mas claro en tu productividad. Los elementos de tierra y fuego no son compatibles, pero su confrontacion en el tablero de exposicion obliga a manejar el agua como elemento inductor, o apaciguador, siendo copas el grito mas importante para sublimar, hablamos del amor y su importancia! Un abrazo y exitos .
Soraya Volcan/itica

Proyecto TC dijo...

Guau!
Llegué a este post remontando desde otros, y me llaman la atención dos cosas, muy fuerte: una es la interpretación del seis de bastos, que me suena excelente, así como el cierre de la lectura. El I Ching señala muchas veces la excelencia del "camino del medio" y de todo lo cotidiano tomado con seriedad y levedad a la vez. Como decís, no todo tiene que ser revolucionariamente profundo, siempre.

Lo otro, que nada que ver, es la manera en que respondieron en tu país a la gripe porcina: ya una chica en facebook (Mariana Aguilar), había comentado que allá simplemente "hicieron caso de las autoridades y no hubo mayor problema".
Acá (Argentina) llegó hace unos meses la gripe A, y casi que ni bola le dimos.
O sea: hubo pánico general, desapareció el alcohol en gel de los supermercados y todo el mundo habló y habló de los muertos, pero nadie dejó de hacer absolutamente nada de lo que hacía regularmente: ni dejar de trabajar, ni dejar de ir al cine o teatro, ni nada.
De hecho, los teatros y afines tuvieron que cerrar por mandato gubernamental, no por falta de público.
Nada: sorprendente la diferencia de idiosincracias.

Flavio dijo...

Soraya / Proyecto TC
Muchas gracias por su visita y comentarios.